Blogia
No podemos callar lo que hemos visto y oído. (Hch. 4, 20)

¿Quién puede contestarme a éstas preguntas?

¿Quién puede contestarme a éstas preguntas?

La pregunta es bien sencilla y excesivamente complicada a la vez: ¿de qué somos prisioneros?, ¿de nuestros pensamientos?, ¿de los de los demás?. ¿Somos libres?, ¿condicionamos nuestras vidas a la mirada crítica?. ¿Se puede ser feliz viviendo al margen del "gran hermano"?. ¿El ladrar de los perros rabiosos, nos convierte en hacedores de rabias?. ¿Vivimos para los demás o por los demás?. ¿Los que nos llamamos cristianos, vivimos como tales o solo honramos a Dios con los labios?, ¿puede una persona llamarse cristiana y permitir la injusticia?. Tenemos mucho que aprender de los que se llaman ateos... Si alguien puede que conteste a estas preguntas, yo ya lo he hecho.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Errante que no erra -

Somos prisioneros de nuestra propia libertad de pensamiento.
seremos libres en el abismo.
el ladrar de los perros rabiosos no nos hace para nadaa hacedores del mal, puesto que ellos no son conscientes d nuestros problemas.
Vivimos por y para los demas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres