Blogia

No podemos callar lo que hemos visto y oído. (Hch. 4, 20)

Comenzamos un nuevo proyecto y nos trasladamos a:

http://materialesclasedereli.webnode.es/

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Apuntate a clase de Religión

El santo cura de Ars

Las cuentas de la Iglesia en España:

Las cuentas de la Iglesia en España:

Las cuentas de la Iglesia en España: estos son los datos de su servicio y ayuda a los demás:    

Esta Memoria ha sido entregada al Ministerio de Justicia, tal y como está estipulado en el acuerdo sobre la asignación tributaria. Su objetivo es informar sobre la actividad de la Iglesia y sobre el destino de sus recursos humanos, materiales y pastorales. Estos son algunos de sus datos, más que elocuentes datos:

1.- Actividad pastoral:

1.1.- Efectivos humanos:

- Número de sacerdotes diocesanos: 19.892.

- Número de religiosos y religiosas: 60.917.

- Número de catequistas laicos: más de 70.000.

- Número de parroquias: 28.851

- Número de misioneros españoles en el mundo: 13.953 (el 54 % son mujeres y el 46 % son hombres). En América hay 9.500 misioneros españoles; en África, 2.000; en Europa, 1.500; en Asia, 900 y en Oceanía, 53 misioneros. El 51 % de los misioneros son religiosas; el 36 % son sacerdotes diocesanos o religiosos; el 7 % religiosos no sacerdotes; y el 1 % obispos. Hay también 210 familias en misión. La diócesis española con mayor número de misioneros es Madrid (1.450), mientras que Pamplona-Tudela (78) es la que tiene presencia en más países. Los misioneros españoles sirven 206.946 instituciones educativas y 121.564 instituciones sociales.

1.2.- Horas de actividad pastoral: más de 45 millones de horas.

- Sacerdotes: 34.811.000 horas. Estas horas empleadas por los sacerdotes a favor de los demás se desglosan de este modo: servicios sacramentales: 31.953.835 horas; catequesis: 480.661 horas; y asistencia a enfermos: 2.376.504 horas.

- Seglares: 4.822.900 horas.

- Voluntarios: 6.218.233.

- Niños y jóvenes en catequesis y formación: en torno a 1.000.000.

1.3.- Conclusiones y comparativas:

- Las actividades pastorales, sacramentales y de atención personal ofrecidas por la Iglesia suponen la activación de una extraordinaria cantidad de recursos humanos (sacerdotes, seglares y voluntarios) así como de recursos materiales (espacios de celebración de culto principalmente).

- El coste de estas actividades ofrecidas por la Iglesia si hubieran de ser contratadas en mercado, supondrían un importe de 1.971 MM €.

- La Iglesia católica aplicando criterios de gratuidad de los recursos y de eficiencia en su utilización, desarrolla estas actividades en 838 MM €.

- Por lo tanto, hablamos de una reducción de costes en la prestación de las actividades anteriores de más de 1.133 MM €.

- Cada euro que se invierte en la Iglesia rinde como 2,35 € en su servicio equivalente en el mercado.

2.- Actividad cultural:

2.1.- Más de 40.000 entidades católicas gestionan autónomamente en España edificios de patrimonio histórico, artístico y cultura.

2.2.- Porcentaje de monumentos españoles de titularidad eclesiástica declarados Bienes de Interés Culturales (BIC): 33%. En más de 500 municipios españoles el único BIC es la iglesia del lugar.

2.3.- De los 42 bienes patrimonios españoles declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco, 19 cuentan con una presencia significativa de las entidades de la Iglesia (catedrales de Burgos, Sevilla, Toledo; Camino de Santiago; conjuntos monumentales de Ávila, Alcalá de Henares, Santiago de Compostela…

2.4.- El peso del mantenimiento y rehabilitación de estos edificios recae en la Iglesia, en un porcentaje del 20 % del presupuesto anual del gasto de las diócesis, aún cuando en ninguna de las diócesis los rendimientos del patrimonio superan el 11 %, ni las enajenaciones del patrimonio llegan en ningún caso al 9 %. De hecho, en 2010, las diócesis españolas gastaron 56 millones de euros en nuevos templos y 65 millones de euros en programas de rehabilitación de edificios.

2.5.- En España, en 2010, hubo 9,6 millones de viajeros que asistieron a algún acontecimiento religioso.

2.6.- En España hay un total de quince celebraciones de la Semana Santa declaradas de Interés Turístico Internacional y treinta y nueve declaradas de Interés Turístico Nacional.

2.7.- Algunos ejemplos significativos: La Semana Santa de Córdoba genera una actividad económica de 42 millones de euros. Mientras, la Semana Santa de Sevilla supera en el mismo tiempo 240 millones de euros. Realizando una estimación de lo que supondría un agregado a nivel nacional, la cifra resultante se situaría en torno a los 830 millones de euros. El Año Santo Compostelano 2010 tuvo un impacto económico del 0,3 % del PIB nacional (el 10,6% del PIB en Galicia), generó 135.718 puestos de trabajo y un total de 6.138 MM €. Por lo que respecta a la JMJ 2011 Madrid, el impacto total en la Comunidad de Madrid ascendió a 231,5 millones de euros y al conjunto de España 354,3 millones de euros.

2.8.- El número de Cofradías y Hermandades católicas en toda España es de más de siete mil.

3.- Actividad litúrgica:

3.1.- Bautismos: 349.820.

3.2.- Primeras Comuniones: 280.654.

3.3.- Confirmaciones: 100.006.

3.4.- Matrimonios canónicos: 74.289.

3.5.- Exequias: 309.458.

3.6.- Eucaristías: más de cinco millones al año.

3.7.- Más de 10 millones de personas acuden regularmente a misa.

4.- Actividad formativa:

4.1.- Seminaristas mayores: 1.278.

4.2.- Universidades y Facultades Eclesiásticas: 11 centros con 5.828 alumnos.

4.3.- Otros centros superiores de formación: 78 centros con 12.935 alumnos.

5.- Actividad educativa:

5.1.- Centros de titularidad católicos concertados: 2.445.

5.2.- Alumnos matriculados en estos centros: 1.423.445.

5.3.- Personal que atiende estos centros: 96.931, de ellos 10.816 religiosos.

✔ Ahorro a las Administraciones Públicas en los centros concertados: 4.396.000 euros.

6.- Actividad caritativa y asistencial:

■ Pastoral Penitenciaria: según datos disponibles (año 2008), el número aproximado de personas internadas en Centros Penitenciarios en España supera las 69.000 personas. Actualmente, el número de capellanes penitenciarios es de 142 sacerdotes. El número de voluntarios católicos en prisiones asciende a 2.893 personas en 78 centros penitenciarios.

■ Pastoral Social y Caritativa:

1.- Número de centros. 5.258.

2.- Beneficiarios (personas asistidas): 4.165.225

3.- Programas de actuación: 14

- Hospitales: 75 centros/1.006.308 personas asistidas.

- Ambulatorios y dispensarios: 59/441.776.

- Casas de ancianos y enfermos crónicos: 848/67.052.

- Orfanatos: 168/21.243.

- Guarderías infantiles: 231/27.646.

- Centros familia y vida: 301/25.775.

- Centro víctimas violencia y exprostitutas: 56/5.150.

- Centros asesoría jurídica: 57/14.345.

- Centros promoción trabajo: 301/83.404.

- Centros para mitigar la pobreza: 2.183/1.784.307.

- Centros emigrantes y refugiados: 711/488.921.

- Centro educación para la paz: 20/12.561.

- Centros culturales y artísticos: 206/164.031.

- Centros rehabilitación drogadictos: 72/22.701.

 

✔ En 2010 uno de los principales destinos de los recursos de las diócesis españolas fueron las actividades de tipo asistencial, incrementándose en un 56,5 % del total, en relación con el año 2009.

 

7.- Otros datos relevantes:

1.- A título de ejemplo, las dos principales instituciones de la Iglesia en la acción caritativa y asistencial, Cáritas y Manos Unidas, invirtieron a favor de los demás 298.782.122 euros. En concreto, Cáritas administró 247.531.755 con 6.492.499 destinatarios; y Manos Unidas hizo lo propio con 51.250.357 euros distribuidos en 55 países del tercer mundo y 641 proyectos, que alcanzaron a 8,3 millones de personas de modo directo y hasta 15 millones de manera indirecta. El número de personas dedicadas a la acción de Cáritas asciende a 66.326 personas, de las que el 93,15 % son voluntarios. El número de voluntarios de Manos Unidas asciende a 4.630. Por su parte, los programas de Empleo de Cáritas fueron seguidos por 84.000 personas, de las cuales 17.000 (20,2 %) lograron encontrar un empleo.

2.- Datos de la asignación tributaria en 2010: hubo 194.685 declaraciones favorables más que en 2009. El número de declarantes fue de 7.454.823, lo que supone el 35,71 %. El importe percibido ascendió a 248,60 millones de euros, 1,3 MM € menos que el año anterior, aún cuando el porcentaje de declaraciones fue un 1 % superior.

3.- La asignación tributaria supuso, de media, el 22 % de los recursos de las diócesis, con diferencias según sus tamaños.

4.- El importe del Fondo Común Interdiocesano (FCI) –gestionado por la CEE- destinado a las diócesis cubre aproximadamente el 22 % de sus necesidades de sostenimiento básico. El impacto del FCI en el presupuesto global de las diócesis va en función de las dimensiones de estas.

5.- Las aportaciones voluntarias de los fieles se mantuvieron en 2010, donde las suscripciones periódicas experimentaron un crecimiento cercano al 15 %.

6.- La actividad pastoral desplegada por la Iglesia católica en el ámbito pastoral, educativo, cultural, asistencial supone un ahorro de miles de decenas de millones de euros para las arcas públicas. Se estima, sin haber realizado un estudio definitivo, que más de 30.000 millones

Historia de la Iglesia: Lutero, la Reforma y la Contrarreforma

En América: una peli que nos habla de la importancia de creer en la resurrección.

Biblia de Jerusalem en PDF

Teresita del Niño Jesús

Cineforum: Cadena de Favores

No hay que olvidar tan pronto...

No hay que olvidar tan pronto...

Las primeras comunidades cristianas

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El milagro de Ana Sullivan

Una magnífica película que nos muestra la fe ejemplar de Helen Keller.

El amor según san Pablo y Nek

Para el cantante italiano Filippo Naviani, más conocido como Nek, la fe y el amor son muy importantes en su vida. "Si no amas" es la principal canción de su décimo disco Nuevas direcciones. La letra de esta canción es "El canto al amor" de San Pablo. Sus canciones hablan de la vida, de la fe y de la necesidad de no ser indiferentes ante lo que nos rodea. Se inspiran en situaciones que ha vivido: "He visto como prostitutas o drogadictos se transforman solo con la fuerza del amor y de la amistad. Esto ha cambiado mi forma de ver la vida y ha influido en mi repertorio".

Los primeros cristianos

Los símbolos de la Resurrección

Nueve meses de amor

La Pasión

La Crucifixión

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

V Domingo de Cuaresma

V Domingo de Cuaresma

“En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo, y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba. Los escribas y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron: "Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras; tú, ¿qué dices?" Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo.

    Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo: "El que no tiene pecado, que le tire la primera piedra." E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos. Y quedó solo Jesús, con la-mujer, en medio, que seguía allí delante.

Jesús se incorporó y le preguntó: "Mujer, ¿dónde están tus acusadores?; ¿ninguno te ha condenado?" Ella contestó: "Ninguno, Señor." Jesús dijo: "Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más."

    Los escribas y fariseos traen una mujer ante Jesús... Lo primero con lo que nos encontramos es con la trampa preparada para Jesús. Los que persiguen acabar con Jesús no van de cara, se presentan ante Aquel que dice “yo soy la Verdad” con una mentira. Lo que estos personajes buscan, como todos sabemos, no es que Jesús les ilumine, sino ponerlo en el compromiso y “pillarlo” en la ambigüedad de la cuestión planteada. Así sigue ocurriendo hoy, seguimos poniendo a prueba a Jesús, seguimos queriendo pillarlo. Muchas veces en nuestra vida, no buscamos a Dios para plantearle nuestras necesidades amparadas en su voluntad, ni tan siquiera para ofrecerle nuestras palabras y acciones; buscamos a Dios para plantearle ambigüedades que demuestren que su fuerza es ineficaz, que su Palabra es sólo palabra vana. Dios no es así, Él no se presta a nuestras dobles palabras o intenciones. Él se presenta con la verdad y la claridad del Espíritu para proponernos una búsqueda intrínseca, en el interior de cada uno de nosotros. Mirar al cielo esperando las respuestas es fácil, mirar al hermano ofreciéndole nuestra mano es lo difícil. Cristo no se contenta con lo fácil, es más, él mismo decide subir a la cruz para que podamos comprender que el camino no es tan sencillo, que está lleno de sufrimiento y duda, pero que quien persevera, encontrará en lo alto de la cruz la luz de la resurrección, la nueva vida.

    Lo fácil no es detenerse en comprender a los demás, buscar el por qué de sus acciones cuando estas no son precisamente buenas. Lo fácil es verter el juicio rápido sobre los demás condenándolos sin misericordia. Cada vez que hacemos esto nos convertimos en dioses en doble sentido: por un lado nos atrevemos a ser jueces de los demás, salvando o condenado según nuestros parámetros; ni tan siquiera nos detenemos a escuchar a quien condenamos, sino que lo juzgamos y condenamos según “hemos oído o nos han dicho”. ¿Y si Dios nos juzgase a nosotros de oídas?. Él no es así, el busca el interior del corazón y comprende la motivación de nuestras acciones y, cuando estas no son buenas, derrama su misericordia sobre cada uno de nosotros para enseñarnos el camino nuevo.

    En segundo sentido, cuando juzgamos a los demás caemos en el peor de los egoísmos: nos ponemos nosotros como modelo, creyendo ser perfectos y divinos. Así ocurre, siempre que vertimos un juicio sobre alguien necesitamos tener un modelo de referencia desde el cual juzgar y, sin duda, el modelo somos nosotros mismos porque el otro ha actuado de forma contraria a como nosotros lo haríamos, pero ¿cómo hubiese actuado yo en la misma situación y circunstancia? Esa pregunta no nos la hacemos, quizás porque si lo hiciésemos nos denuciaríamos a nosotros mismos.

    Si el Santo de los Santos, el que es la Verdad, no desea juzgar a esa mujer, no quiere condenarla, ¿quien soy yo para juzgar a nadie? ¿o quizás me creo más que Jesús?. No discutimos aquí si lo que hizo la mujer estaba bien o no (que posiblemente no lo estuviese), discutimos aquí sobre la capacidad de juzgar, condenar o salvar que creemos tener y que, gracias a Dios, no tenemos.

    Mucho más hermoso es pasar la vida sin juzgar ni condenar a nadie, que juzgando y condenando continuamente; entre otras cosas porque cuando así lo hacemos estamos provocando nuestro propio juicio y nuestra propia condena.

El Vía Crucis

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres