Blogia
No podemos callar lo que hemos visto y oído. (Hch. 4, 20)

¿Qué es la Doctrina Social de la Iglesia?

¿Qué es la Doctrina Social de la Iglesia?

La Doctrina Social de la Iglesia

CONCEPTO: Por doctrina social se entiende un conjunto coherente de ideas, enseñanzas y normas referentes a valores humanos que se desea realizar y perfeccionar en cooperación social. La nueva y actual doctrina empezó a ser desarrollada por León XIII. Sabido es que la Iglesia no sostiene un único sistema económico o político para organizar la sociedad y tampoco identifica la religión con una postura política específica. La diversidad es aceptada por la realidad de la existencia de varios caminos para realizar el bien común y administrar una comunidad.

FUENTES: Se desarrolla a partir de: 1)El mensaje religioso y social del Nuevo Testamento, y en la misma acción religiosa que implica descubrir al prójimo y tratarlo como hermano; 2) En las encíclicas de los pontífices, especialmente en las emitidas desde León XIII (1891) en adelante, y que han sido completadas con cientos de otros discursos y mensajes de distintos Papas; y 3) La tarea de análisis y otros aportes fruto de distintos estudios sobre los principios y temas de esta doctrina social.

SE BASA: en varios principios generales aptos para regular la sociedad: la solidaridad, el bien común, la subsidiariedad, el derecho natural, la justicia y la equidad.

PRINCIPALES IDEAS DE LAS ENCÍCLICAS MÁS IMPORTANTES:

RERUM NOVARUM (La condición del Trabajo), encíclica de León XIII, 1891. 

Referencia histórica: Tremenda pobreza y explotación que sufrían los trabajadores en Europa y Norteamérica a fines del siglo XIX.

Principales ideas:

  • Denuncia el empobrecimiento de las masas y el enriquecimiento de un grupo reducido y la falta de una autoridad que proteja los derechos de los trabajadores.
  • Todos hemos sido creados por Dios, por lo que tenemos la misma dignidad y deberíamos tener una igualdad de derechos y oportunidades.
  • El bien común debe ser el fin de la sociedad a la que todos pertenecemos.
  • La riqueza de un país se genera por el trabajo de los obreros.
  • Todos tienen derecho a la propiedad privada y a los frutos de su trabajo, siempre que estos estén al servicio del bien común.
  • La propiedad justa se diferencia del uso justo de la propiedad.
  • El trabajo es necesario.
  • La Iglesia debe ayudar a la reconciliación y unificación de clases.
  • Los Trabajadores tienen derechos, entre otros, a tener propiedad privada, a trabajar, a un salario justo y a sindicalizarse. Sus deberes son: trabajar bien, no atentar contra el empleador.
  • Los Empleadores tienen derechos, entre otros, a tener propiedad privada. Sus deberes son: tratar a los trabajadores con dignidad, pagar salarios justos y repartir bienes entre los pobres.
  • La autoridad pública debe apoyar el bien común, prestar atención a los derechos de los pobres, defender la propiedad privada y promover su posesión universal, y defender a los sindicatos.

QUADRAGESIMO ANNO (La reconstrucción del orden social), encíclica de Pío XI, 1931. 

Referencia histórica: La depresión económica estaba sacudiendo las bases sociales y económicas en la sociedad mundial. Critica los abusos del Capitalismo y el Comunismo. Interés en los trabajadores pobres.

Principales Ideas:

  • Esfuerzo por ayudar a las clases más bajas. Se multiplicaron las obras de caridad.
  • La autoridad civil debe promover el bienestar general y preocuparse por los más necesitados.
  • Confirma la misión de los sindicatos.
  • La Iglesia debe opinar sobre temas económicos y sociales que atenten contra la moral.
  • La propiedad tiene dos aspectos: el individual y el social; nunca es un derecho absoluto.
  • Los ingresos superfluos se deben usar en caridad o para crear empleos.
  • Hay dos peligros presentes: el individualismo y el colectivismo.
  • El trabajo y el capital se necesitan. El primero es el único que genera riquezas.
  • Evitar extremos: los beneficios no son todos para los trabajadores o para el capital.
  • Objetivo: elevar al proletariado e igualarlo en todo el mundo. Promover la armonía de clases.
  • Se insiste en el salario justo. Justicia social. No abusar del trabajador.
  • Necesidad del Estado de intervenir en el mercado en busca de justicia.
  • Necesidad de cambios en el Capitalismo (se critica la concentración económica) y en el Comunismo.

MATER ET MAGISTRA (Cristiandad y Progreso Social), encíclica de Juan XXIII, 1961.

Referencia histórica: Respuesta a los desequilibrios entre países ricos y pobres (subdesarrollados). Septuagésimo aniversario de la Rerum Novarum.

Principales ideas:

  • Analiza los progresos económicos, políticos y sociales.
  • Prioridad a la iniciativa privada con ayuda de la autoridad pública para evitar desequilibrios.
  • Necesidad de un salario justo. Justa distribución de bienes.
  • Critica al gasto en armamentos.
  • El progreso económico debe corresponder al social.
  • Los trabajadores deben participar en las empresas.
  • El bienestar general requiere: generar empleos, cuidar a los desprotegidos y proveer el futuro.
  • Se deben promover la Pymes.
  • Confirma los derechos de la propiedad con responsabilidad.
  • Ayudar a la agricultura y proveerle servicios esenciales por parte del Estado.
  • La paz es difícil con desigualdades. Los países desarrollados deben ofrecer ayuda al resto sin intentar dominarlos. Se necesita de la cooperación internacional (no a las armas).
  • El progreso industrial puede deformar la jerarquía de los valores y apartarlos de la dignidad humana.

PACEM IN TERRIS (Paz en la Tierra), encíclica de Juan XXIII, 1963.

Referencia histórica: Dirigida a todas las “personas de buena voluntad”. En momentos en que la tensión crecía por la Guerra Fría.

Principales ideas:

  • Reconocimiento de derechos, entre ellos: al trabajo, al salario justo y a la propiedad.
  • Las clases trabajadoras han avanzado gradualmente en el campo económico y social.
  • El bien común debe considerar a la persona humana, prestándole atención a los más débiles. La autoridad (no despótica) debe asegurar el bien común.
  • Cada Estado tiene derecho al propio desarrollo. Hay una obligación de mutua asistencia. Está en contra del aislamiento. Deben reducirse los desequilibrios de los bienes y capitales en el mundo.
  • Critica la carrera armamentística (pérdida de recursos necesarios).

GAUDIUM ET SPES (La Iglesia en el mundo contemporáneo), Concilio Vaticano II, 1965.

Referencia histórica: Opinión de los obispos (2.300) de todo el mundo. Ruptura con la tradición anterior que reinaba en la Iglesia.

Principales ideas:

  • Los cambios de los últimos siglos han generado tremenda riqueza y abierta pobreza.
  • Todos deben trabajar para lograr el bien común. Es necesario que todos los hombres tengan acceso a lo que se considera necesario para llevar una vida humana.
  • La Iglesia no está ligada a ningún sistema económico o político.
  • Se requiere un trabajo constante en el campo económico y político para liberar a los hombres de la ignorancia.
  • El ser humano es el autor, centro y fin de la vida económica-social.
  • Se debe fomentar el progreso económico al servicio del hombre. La justicia requiere una rápida supresión de las desigualdades económicas.
  • El trabajo humano supera a los demás elementos de la vida económica.
  • Dios destinó las tierras para el uso de todos los hombres. Todos tienen derecho a tener suficientes bienes. La distribución de bienes debe tender a procurar fuentes de trabajo.
  • La autoridad pública debe prevenir los abusos de la propiedad privada.
  • La cooperación internacional y la Iglesia son necesarias para terminar con las injusticias y permitir el desarrollo de las personas.

POPULORUM PROGRESSIO (El desarrollo de los hombres), encíclica de Pablo VI, 1967.

Referencia histórica: Se hace referencia fundamentalmente a la crisis entre las naciones ricas y pobres. La justicia económica es la base para alcanzar la paz. Critica el afán de lucro y el derecho irrestricto de la propiedad privada.

Principales ideas:

  • No se debe entender como desarrollo, solo el crecimiento económico, sino que también se debe promover a todo el hombre.
  • La propiedad privada no es un derecho absoluto e incondicional, pero debe ser ejercitado para el bien común: la autoridad pública debe asegurarlo y el bien común a veces exige la expropiación.
  • Es fundamental para progresar, lograr un desarrollo de la industria. Esta industrialización puede ser separada del sistema capitalista.
  • Las estructuras del capitalismo (el beneficio, la competencia y la propiedad privada absoluta), constituyen un infortunio.
  • La iniciativa popular y la libre competencia no son suficientes, sino que además es necesaria la implementación de programas públicos.
  • Los organismos públicos, deben escoger objetivos y estimular la actividad.
  • El progreso económico depende del progreso social, y para que este ocurra es necesaria una mejor educación.
  • Los países desarrollados deben ofrecer ayuda financiera y educacional a los países pobres.
  • Las reglas del libre comercio no pueden seguir rigiendo las relaciones internacionales.
  • Los principios fundamentales del liberalismo son cuestionables.
  • La libertad de comerciar solo es justa si está sometida a las exigencias de la justicia social.

OCTOGÉSIMA ADVENIENS (La llamada a la acción), encíclica de Pablo VI, 1971.

Referencia histórica: Se hizo para el octogésimo aniversario de la publicación de la Rerum Novarum y plantea el papel que deben jugar el cristiano y la Iglesia frente a las situaciones de injusticia.

Principales ideas:

  • Los trabajadores tienen derecho a formar sindicatos.
  • Tanto la ideología marxista como la liberal alienan al ser humano.
  • Ciertas características del socialismo son atractivas; pero los cristianos deben ser críticos con ese atractivo.
  • Históricamente el marxismo ha conducido al totalitarismo y a la violencia.
  • La ideología liberal promueve la eficiencia económica, pero distorsiona la naturaleza humana.
  • Los cristianos deben actuar más en las actividades políticas que en las económicas, como medio para resolver los problemas contemporáneos.

JUSTICIA EN EL MUNDO: Declaración del Sínodo de Obispos, 1971.

Referencia histórica: Gran influencia en las Iglesias de América, Asia y África. Proclive al Concilio Vaticano II.

Principales ideas:

  • Se reflexiona acerca de cómo obtener una mayor justicia en el mundo.
  • Es fundamental la colaboración económica para lograr la justicia.
  • Se deben lograr los propósitos de precios justos para materias primas, apertura de mercados y un sistema de impuestos sobre una base mundial.
  • Las naciones ricas deben ser menos materialistas y deben consumir menos.
  • Es necesaria la creación de un “fondo” para el desarrollo responsable.
  • Se debe terminar con la concentración del poder en pocas manos, se necesita una mayor participación.

EVANGELII NUNTIANDI: (Evangelización en el mundo contemporáneo), encíclica de Pablo VI, 1975.

Referencia histórica: Se hizo con el fin de conmemorar el décimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II.

Principales ideas:

  • En ella no se habla en ningún momento del aspecto económico, sino que se orienta sobre la forma de evangelización que se debe hacer en el mundo.
  • Se necesita una conversión personal, para que haya un cambio de estructuras.

LABOREM EXERCENS (Sobre el trabajo humano), encíclica de Juan Pablo II, 1981.

Referencia histórica: Aparece en el nonagésimo aniversario de la Rerum Novarum.

Principales ideas: Los últimos cambios en cuanto al trabajo fueron: su automatización y el aumento en el costo de la energía y de las materias primas.

  • Influencia de la tecnología en el trabajo: el aspecto negativo es que puede suplantar o controlar al hombre;  y el aspecto positivo es que facilita el trabajo.
  • El trabajo debe servir para humanizar a cada uno.
  • La ideología materialista trata al hombre como un mero instrumento de la producción, mas que como a un sujeto eficiente del trabajo.
  • Se considera a los trabajadores como mercancías y esto es un grave error.
  • Se le debe dar una primacía al trabajo por sobre el capital, y por consiguiente una primacía de las personas por sobre las cosas.
  • En cuanto al principio de derecho de propiedad, la Iglesia difiere tanto del marxismo como del liberalismo.
  • El derecho de propiedad privado esta subestimado al destino universal de los bienes
  • La propiedad se adquiere mediante el trabajo, para que ella sirva al trabajo.
  • La socialización de algunos medios de producción no puede ser excluida.
  • La Iglesia propone una copropiedad de los medios de producción.
  • El trabajo es un deber. Los discapacitados deben participar en el trabajo.
  • Las políticas laborales deben respetar los derechos objetivos de los trabajadores, que son el criterio para determinar la economía mundial.
  • Se necesitan empleos adecuados para todos.
  • Se debe actuar contra  el desempleo: subvencionando al desempleado.
  • Debe haber una justa remuneración para los trabajadores.
  • Se reconoce el derecho de los trabajadores a formar sindicatos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres